Texturas de los alimentos para animales

Los alimentos comercializados para animales de compañía pueden estar fabricados en diferentes texturas, que dependerán principalmente del tipo de animal y de su función nutricional (complementaria o completa).

De forma amplia, sencilla y resumida podríamos definir una primera gran división en alimentos secos y alimentos húmedos.

 

Alimentos secos

Dentro de los alimentos secos para animales tenemos procesados (piensos) y no procesados (mezclas de semillas). Los piensos son mayoritariamente alimentos completos y pueden tener diferentes texturas, las principales son: harina, pellet prensado y pellet extrusionado.

Las harinas se utilizan mucho en la alimentación para pollos de aves. Los pollos se nutren y entretienen al mismo tiempo, aunque pueden llegar a seleccionar los ingredientes de la mezcla.

El pienso en pellet prensado es una textura muy utilizada en conejos y roedores: el tratamiento térmico es más benigno con los ingredientes, el producto es más “natural” que en el caso de los pellets extrusionados y la textura se adapta bien a la forma de alimentación, por ejemplo, favoreciendo el desgaste de los dientes incisivos de este grupo de animales.

El pienso en pellet extrusionado, más empleado en la alimentación de perros y gatos, es la típica galleta fabricada a altas temperaturas donde no se distinguen los ingredientes que la componen y cuya mayor ventaja es proporcionar una fácil digestión del alimento.

 

La gran ventaja de los alimentos secos es su fácil conservación y manejo, pero es muy importante almacenarlos siempre en un sitio fresco, seco y oscuro, sobre todo una vez abierto su envase.

 

Las mezclas de semillas, como ya tratamos en otro artículo, son normalmente deficitarias en algún nutriente por lo que se trata de un alimento complementario y por tanto hay que mezclarlo con otros para que sea una dieta completa: por ejemplo, una mezcla de semillas con un suplemento vitamínico y mineral.

 

Alimentos húmedos

En cuanto a los alimentos húmedos su gran ventaja es su palatabilidad (son sabrosos) y van muy bien sobre todo cuando un animal está enfermo o tiene falta de apetito. Generalmente son alimentos para perros y gatos, aunque como en el caso de los alimentos secos también hay específicos para otros grupos de especies animales. En perros difíciles con la comida, una lata de alimento húmedo mezclada con el pienso seco aumenta mucho la palatabilidad de la dieta. Su desventaja es un mayor coste económico y hay que comprobar siempre si se trata de un alimento completo o complementario.

Hay otras texturas de alimentos para animales como por ejemplo semihúmedas (alimentación seca con un porcentaje más alto de humedad, típico en snacks para perros y gatos), gelatinas (para reptiles y aves), papillas, etc., pero hemos querido referirnos a las que habitualmente encontramos en un comercio.

Por cierto, este mes de septiembre en Vitafauna Shop online tenéis la promoción sin gastos de envío para compras superiores a 29 EUR, una gran oportunidad para probar cualquiera de los alimentos secos y húmedos que importamos y comercializamos en España y Portugal 😉

One thought on “Texturas de los alimentos para animales

Escribe una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.